Cajita de origami básica

Esta cajita de origami que realizaremos es muy sencilla y muy fácil de hacer. También se le llama cajita básica. Los materiales que necesitaremos son los siguientes:

  • Dos papeles de colores de 20 x 20 cm.
  • 1 regla
  • 1 lápiz
  • 1 tijeras

Al final de las instrucciones puedes encontrar también el VIDEO de la elaboración.

TAPA

 

Primero comenzaremos a hacer la tapa de la cajita, para esto tomaremos uno de los cuadrados y lo colocamos en forma de rombo, lo doblamos a la mitad marcando este doblez, después lo abrimos de nuevo y marcamos otro doblez del lado contrario.

Abrimos de nuevo y ahora llevamos las cuatro puntas hacia el centro.

 

 

Ahora vamos a doblar un lado del cuadrado hacia el centro. Lo giramos, y hacemos el otro lado, el lado horizontal al que habíamos hecho.

 

 

Abrimos estos dobleces y enseguida doblaremos hacia el centro los otros dos lados faltantes, que son perpendiculares a los que habíamos hecho.

 

 

Nos va a quedar esta cuadrícula, de la cual vamos a tomar y abrir por dos triángulos centrales.

 

Después llevaremos la parte inferior hacia el centro, giramos el papel y lo mismo hacemos de este lado.

 

Aquí vamos a ver que nos quedaron los dobleces de un cuadrado, y lo que hay que hacer es llevar cada esquina de este cuadrado con el lado opuesto. Este procedimiento lo realizaremos también del otro lado.

 

Ahora giramos el papel y lo colocamos en posición perpendicular y abrimos los laterales, enseguida cerramos estos triángulos poco a poco para ir dándole forma a la cajita y doblamos esta parte hacia abajo.

 

 

 

Y del otro lado hacemos lo mismo: cerramos los triángulos y traemos esta punta hacia abajo. Y la tapa ya está lista, ahora realizaremos la base.

 

BASE

Para la base, vamos a necesitar el otro papel de 20 x 20 cm, el cual vamos a doblar a la mitad, y este triángulo lo doblamos de nuevo a la mitad.

 

De lado más largo haremos con una regla unas marcas de 5 ml, una arriba y otra abajo, para después marcar una línea, la cual cortaremos con tijeras.

 

De esta manera nos quedará un cuadrado más pequeño. Así podremos continuar, realizando los mimos pasos que hemos llevado a cabo con la tapa.

 

Y la cajita está lista. Si algunos de ustedes tienen duda qué colores utilizar para combinar la tapa y la base, pueden basarse en los colores complementarios, por ejemplo el complementario del amarillo es el violeta, el del azul y es el anaranjado y el del rojo, es el verde.  Así, las cajitas quedarán con colores contrastantes y armoniosos.

 

 

VIDEO


 

 

 

 

 

 

 

Nos vemos en YouTube 😊

Suscríbete al canal aquí:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: